La enfermedad renal crónica es la consecuencia de la pérdida del funcionamiento de los riñones, acompañado de alteraciones en estudios de sangre, orina y de imagen por más de 3 meses.

Se conocen muchas causas que producen daño en los riñones, pero hoy por hoy, la principal causa en nuestro país es la diabetes mellitus.

La diabetes mal controlada, manifestada por cifras altas de glucosa (azúcar), ocasiona el daño en los riñones, denominado nefropatía diabética.

La diabetes mellitus es la causa de la enfermedad renal crónica terminal en el 30% de los casos.

La relación en frecuencia de diabetes mellitus tipo 1 y 2 es de 1:10, es decir, por cada diabético tipo 1 dependiente de insulina, hay 10 diabéticos tipo 2 que en su mayoría la padecen por llevar un estilo de vida poco saludable.

30-40% de los pacientes diabéticos tipo 1 desarrollarán enfermedad renal luego de 15 a 20 años.

5 a 10 % de los pacientes diabéticos tipo 2 desarrollarán enfermedad renal crónica.

A los 20 años después del inicio de la nefropatía, 20% progresan a enfermedad renal crónica terminal mejor conocida como insuficiencia renal.

Para que sepa una persona si tiene daño en sus riñones, primero debe ir con su médico de cabecera para que le haga estudios básicos, el experto en enfermedades renales es el médico especialista en Nefrología. La nefropatía diabética no es curable, pero sí se puede controlar o retardar su progresión si se detecta a tiempo.


Mas artículos e información aquí.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

nefrologo df