La biopsia renal es un procedimiento que se considera una cirugía que ayuda a establecer el diagnóstico y pronóstico hasta en el 95% de los casos en los que se realiza.

 

Se puede llevar a cabo mediante 3 técnicas:

  • percutánea (se realiza a ciegas tomando como referencia la anatomía del paciente),

  • guiada por ultrasonido (en donde se guía por un aparato de ultrasonido para tomar una porción del riñon),

  • por cirugía ya sea a cielo abierto o laparoscópica (se lleva a cabo por cirujanos en un quirófano, principalmente en pacientes pediátricos, o personas muy obesas), son más invasivas que las anteriores.

 

Los nefrólogos la hacemos percutáneas  guiadas por ultrasonido.

 

¿Cuándo está indicado hacer una biopsia?

Cuando se le haya encontrado deterioro en la función de sus riñones, sin que tenga otra explicación por otros estudios, cuando haya proteinuria, hematuria inexplicables, siempre y cuando los riñones sean mayores de 9cm, para ayudar al diagnóstico definitivo, establecer un prónostico y el mejor tratamiento.

 

¿Cómo se lleva a cabo este procedimiento?

En la biopsia de riñones nativos (con  los que uno nació), va a ponerse un suero y un brazalete para estarle checando su presión arterial de forma seriada, se le va a colocar  boca abajo, se le colocará bajo el abdomen una sábana enrollada a nivel del vientre. Después se le realizará un lavado meticuloso en la espalda baja, se colocarán unos campos estériles en la espalda (trapitos muy limpios que no  debe tocar) y se llevará a cabo el procedimiento, para ello, se usará anestesia local (es importante que le mencione a su médico si ya ha presentado reacción alérgica a la lidocaína), cuando la aplican sentirá un dolor parecido al ardor por chile, después se le adormecirá el área, sentirá que lo tocan, después le pedirán que respire profundo (o sea que meta aire a sus pulmones) y que lo sostenga, será el momento en que se tomará la muestra del tamaño de un fideo, en este momento puede sentir un ligero cólico, se recomiendan que se tomen 2 cilindros, se colocarán en un recipiente con solución salina y se ejercerá presión fuerte en el sitio del piquete por 5 minutos por parte de su médico para disminuir el riesgo de sangrado. Durante el procedimiento le estarán verificando su presión arterial varias veces. En promedio todo el procedimiento  dura unos 20 minutos.

 

En la biopsia de injerto renal (del riñón del paciente trasplantado) se le va a poner un suero y un brazalete para verificar su presión arterial de forma seriada, se le colocará  boca arriba. Después se le realizará  un lavado meticuloso en el abdomen, se colocarán unos campos estériles (trapitos muy limpios que no  debe tocar) en la misma área y se llevará a cabo el procedimiento, para ello, se usará anestesia local (es importante que le mencione a su médico si ya ha presentado reacción alérgica a la lidocaína), cuando se la apliquen sentirá un dolor parecido al ardor por chile, después se le adormecirá el área, sentirá que lo tocan y es cuando se tomarán las muestras, podrá sentir un ligero cólico, se recomiendan que se tomen 2 cilindros, se colocarán en un recipiente con solución salina y se ejercerá presión fuerte en el sitio del piquete por 5 minutos por parte de su médico para disminuir el riesgo de sangrado. Durante el procedimiento le estarán verificando su presión arterial varias veces. En promedio todo el procedimiento  dura unos 20 minutos.

 

¿Qué preparación hay que tener cuando le van a hacer una biopsia?

  • Primero que ya se haya verificado por ultrasonido que tiene sus 2 riñones (en pacientes trasplantados debe ser guiado por ultrasonido o a cielo abierto, las indicaciones son muy precisas como para establecer la causa de disfunción del injerto  renal, en el periodo de postrasplante temprano para diferenciar rechazo agudo, necrosis tubular aguda, infecciones por virus BK o CMV.  Ya en el periodo tardío para diferenciar rechazo agudo, nefropatía crónica del injerto, glomerulonefritis recurrente o de novo o toxicidad por inhibidores de la calcineurina., también es útil para establecer un pronóstico de la función del injerto).

  • Los riñones deben medir más de 9 centímetros en mayores de 16 años por ultrasonido y no debe haber evidencia de uropatía obstructiva (que los riñones estén tapados).

  • Estar en ayuno.

  • Que le hayan verificado sus tiempos de coagulación, para hacer las correcciones antes necesarias.

  • Suspender ácido acetilsalicílico y clopidogrel 10 días antes.

  • Que la presión diastólica sea <95mmHg.

  • Ya cuente con  urocultivo estéril reciente.

  • Conteo de plaquetas sea >100,000

 

¿Cuáles son las contraindicaciones para realizar una biopsia renal?

  • Riñón en herradura.

  • Riñón único.

  • Riñón pliquístico.

  • Riñones mal posicionados.

  • Riñones pequeños < 9 cm en adultos, para los niños eso lo definirá el nefrólogo pediatra de acuerdo a la edad.

  • Hidronefrosis.

  • Diátesis hemorrágica (predisposición al sangrado)

  • Hipertensión >160/95mmHg

  • Hipotensión <90/60mmHg

  • Absceso perinéfrico (alrededor al riñon)

  • Pielonefritis (infección de vías urinarias alta del riñon)

  • Hidronefrosis (cuando el riñon pasa tapado mucho tiempo y el riñon se va haciendo como una bolsa)

  • Anemia severa.

  • Tumor renal.

  • Quiste renal.

 

¿Qué cuidados se deben hacer después de la biopsia?

Debe permanecer acostado, en reposo absoluto por mínimo 8hrs,  se le va a monitorizar la presión arterial constantemente, se le va a pedir que orine porque se deben de ver las características de la misma,  su médico le indicará cuándo se puede sentar y movilizar fuera de la cama.

 

¿Cuáles son las posibles complicaciones de realizar una biopsia renal?

Es un procedimiento que no está exento de riesgos.

Se pueden presentar en 1 de cada 1000 personas.

  • Anemia por sangrado, con posibilidad de requerir transfusiones.

  • Dolor.

  • Hematoma (acumulación de sangre que pueda ocasionar un dolor severo).

  • Orina roja (es sangre) puede ocurrir en el 3%.

  • Presión baja, puede ser por una reacción vagal (la impresión del procedimiento puede generar la secreción de sustancias en el cuerpo que bajen los signos vitales), también se debe descartar sangrado.

  • Fístula arteriovenosa.

  • Perforación de otros órganos (hígado, páncreas, bazo, vesícula biliar), neumotórax (que se ponche el pulmón), hemotórax (que se ocasione una hemorragia en el tórax), fístula con el peritoneo,  dispersión de un carcinoma.

  • Biopsia fallida o no útil para el diagnóstico (hasta en el 5% de los casos).

Se pueden presentar en 1 de cada 2000 a 5000 personas.

  • Muerte  como resultado de hemorragia descontrolada en pacientes de alto riesgo, principalmente en aquellos con un deterioro severo de la función renal.

  • Pérdida del riñón, hay riesgo de tener que ser sometido a una segunda cirugía por sangrado persistente en donde requiera quitarse el riñón (nefrectomía).

 

Fuentes:

Floege Jurgen. Comprehensive Clinical Nephrology, Saunders-ELSEVIER, EUA, 2010.

Renal Biopsy Specimen. J Clin Pathol 2000; 53:433-438.

Practice guidelines for renal biopsy; Modern Pathology, 17: 1555-1563 , 2004.

Diagnosis of Renal disease; Heptinstall’s Pathology of the Kidney, 2002

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

nefrologo df