embarazo

 

El ciclo de la vida marca que uno nace, crece, se reproduce y muere. A la mayoría de las mujeres históricamente nos enseñan que uno no es una mujer completa si no tiene hijos. El embarazo conlleva un gran esfuerzo para el organismo y si una mujer ya tiene enfermedad renal crónica o daño en sus riñones,  añadir un embarazo puede poner en riesgo la salud de la futura madre y del bebé.

 

¿Te dijeron que tienes enfermedad renal y quieres lograr un embarazo?

Esta es una decisión que deberás tomar tú, pero por eso es importante que tu médico nefrólogo te hable sobre todos los potenciales problemas y dificultades a los cuales te puedes enfrentar.

En una mujer sana, la creatinina normal es debajo de 1mg/dl, y ya con un embarazo se mantiene entre 0.4 y 0.8mg/dl.

Cuando EN UNA MUJER EMBARAZADA, la creatinina es MAYOR O IGUAL A 1mg/dl, NO SE CONSIDERA NORMAL.  

EN MUJERES NO EMBARAZADAS LA CREATININA DE 1mg/dl ES PERFECTAMENE NORMAL.

Con una creatinina mayor de 1.5mg/dl y una proteinuria en orina de 24h mayor de 1000 mg al día, en general ya no se recomienda el embarazo. También se deben considerar otros factores como son la etapa de enfermedad renal en la cual te encuentras, tu estado de salud en general, tu edad, otras enfermedades que padezcas como diabetes, hipertensión y enfermedades del corazón.

 

¿Qué riesgos corres si te embarazas?

Se consideraría un embarazo de alto riesgo, necesitarías un seguimiento estrecho por tu médico nefrólogo y tu ginecoobstetra.

Se tienen que verificar los medicamentos que estés tomando, ya que algunos de ellos pueden ocasionar malformaciones o incluso la muerte del bebé.

Se incrementa el riesgo de que la función renal de la mujer se deteriore y pueda requerir de una terapia que sustituya la función renal de forma permanente, quedar con hipertensión arterial, riesgo de preeclampsia, eclampsia, síndrome de HELLP, requerir cesárea, muerte materno-fetal, parto prematuro, retraso del crecimiento, bajo peso al nacer. Estos riesgos están incrementados en TODAS las mujeres con enfermedad renal crónica, casi al doble comparativamente con la población general sin enfermedad renal crónica.

Hasta 7 de cada 10 mujeres que se embarazan con una creatinina mayor de 2.5mg/dl tienen un parto prematuro y 4 de cada 10 presentan preeclampsia.

Cuando se embarazan con una creatinina mayor de 2mg/dl, hasta 3 de cada 9 presenta una aceleración del deterioro de su función renal con alto riesgo de  que el daño sea irreversible y se acelere el requerimiento de una terapia sustitutiva de la función renal (diálisis o hemodiálisis).

Ahora los bebés prematuros además de los problemas de salud por la propia prematurez, o con bajo peso al nacer, se ha visto que tienen un riesgo más elevado de tener enfermedad renal crónica e hipertensión arterial sistémica a lo largo de su vida.

Si se ofrece la diálisis o hemodiálisis es porque se necesita, ya que de no iniciarse en el momento indicado también se ha visto un incremento en el riesgo de muerte del bebé, además que no es bueno que el bebé se desarrolle en un ambiente con las toxinas altas.

 

¿Qué métodos de planificación familiar son recomendables en las mujeres con enfermedad renal crónica?

Todas las mujeres en edad reproductiva y vida sexualmente activa deben usar métodos anticonceptivos para evitar el embarazo. Muchas dejan de menstruar, por los cambios hormonales que conduce la enfermedad renal crónica, la fertilidad disminuye, pero eso no significa que no puedan quedar embarazadas y lleven su sexualidad de manera irresponsable. Con la diálisis mejora la fertilidad e incluso aumenta el riesgo de embarazo ectópico.

En las mujeres que a parte de la enfermedad renal tienen hipertensión arterial, no se sugieren los anticonceptivos. Se pueden emplear métodos de barrera como el condón u otra buena opción es el DIU.

 

¿Puede un hombre con enfermedad renal crónica en diálisis tener hijos?

Sí. Los hombres con enfermedad renal crónica en diálisis o hemodiálisis pueden embarazar a una mujer, no son estériles. Si has intentado embarazar a tu pareja por más de un año sin éxito,  debes comentárselo a tu médico para realizar un estudio de fertilidad.



.

 

Ya en un blog anterior hablé sobre embarazo y trasplante renal.

 

Cualquier duda consulta a tu médico.

 

Cuidando tus riñones.

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

Maynard S, Thadhani R. Pregnancy and the Kidney, J Am Soc Nephrol 2009; 20: 14–22.

Edipidis K. Pregnancy in women with renal disease. Yes or no? Hippokratia 2011; 15 (Suppl 1): 8-12.

Nevis I, Reitsma A, Dominic A, McDonald S, Thabane L., et al. Pregnancy Outcomes In Women with Chronic Kidney Disease: A Sistematic Review. Clin J Am Soc Nephrol. 2011; 6(11):2587-2598.

Merino J, Espejo B, Ferreiro P, Bueno B, Paraís V. Pregnancy and advanced chronic kidney disease. Nefrologia 2010;30(3):376-8.

Ortega P, Zamora I. Peso al nacer y su repercusión nefrológica. NefroPlus 2011;4(1):1-10.

Durán C, Reyes N. Enfermedades renales y embarazo. Rev Hosp Gral Dr. M Gea González 2006;7(2):82-89.

Mas artículos e información aquí.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

nefrologo df