Si le dijeron que tiene insuficiencia renal crónica ¿qué es mejor: diálisis, hemodiálisis o trasplante renal?


Los riñones son los órganos responsables de filtrar los productos de desecho de la sangre y el exceso de agua del organismo, cuando por alguna razón los riñones dejan de funcionar adecuadamente, los desechos se van acumulando y sólo hasta que la enfermedad renal está muy avanzada se presentan molestias como: náuseas o ganas de vomitar, falta de apetito, cansancio, comezón en la piel, hinchazón o edema, anemia, falta de aire, presión alta, calambres, confusión, entre otras. Es posible que la persona ya tenga una enfermedad renal muy avanzada y casi no tenga molestias, sin embargo está demostrado que las presentará tarde o temprano y va a llegar un momento en que si no recibe una terapia sustitutiva de la función renal, morirá.



Insuficiencia renal crónica o irc

¿Qué se puede hacer cuando los riñones fallan?


Se necesita iniciar un tratamiento que haga el trabajo que hacen normalmente los riñones por lo que necesita continuar leyendo esta información.
Diálisis peritoneal: primero se necesita la colocación de un catéter en el abdomen o una manguerita que ya queda fija en la panza, el cual se conecta a una bolsa con agua, el agua se pasa dentro del abdomen y usa un filtro natural que se llama peritoneo, en donde se lleva a cabo ese intercambio de toxinas y agua que los riñones no pueden sacar. Al inicio se tiene que hacer en el hospital, posteriormente se puede capacitar al paciente y familiar para que lo lleve a cabo en casa, puede haber dos opciones una que es continua haciendo cambios de bolsa en promedio 4 veces al día y la otra es conectarse a una máquina que haga la diálisis toda la noche mientras la persona duerme.
Hemodiálisis: primero requiere de un acceso vascular,  esto es un catéter (una manguerita que se inserta en un vaso sanguíneo grueso del cuerpo y puede llegar al corazón) o una fístula (una comunicación entre una vena y una arteria en el brazo) o un injerto (cuando la fístula no es una opción a veces se pueden colocar mangueritas de un plástico especial en lugar de venas) que van a permitir la conexión a unas mangueras. Por un lado sale la sangre y pasa a una máquina que se llama riñón artificial que retiene las toxinas y el agua y posteriormente regresa por la otra manguerita al cuerpo. El tratamiento  se tiene que hacer en un hospital que cuente con el servicio de hemodiálisis y el catéter solo lo puede manipular personal capacitado, en promedio dura cada tratamiento de 3 a 4 horas unas 3 veces por semana.

 

Tipos de dialisis 

Trasplante renal: se considera otra opción de tratamiento sustitutivo, no curativo, ya que el riñón trasplantado va a llegar un momento en que deje de funcionar y se vuelva a requerir de un tratamiento sustitutivo, va a depender de muchos factores como quién fue el donador. En general dura más tiempo funcionando un riñón que proviene de un donador vivo comparado con el de un donador cadavérico, hay historias de éxito en  donde el riñón funciona décadas, otras a pesar de llevar muy bien el tratamiento puede haber un rechazo al órgano afectado que no responde a los inmunsupresores o medicamentos que existen en la actualidad para evitar el rechazo. Para poder ser trasplantado se requiere primero hacer un protocolo de trasplante, es decir una serie de estudios que ayuden a definir si una persona está en condiciones para someterse a una cirugía mayor que implica mucho estrés para el organismo, si es compatible con el donador, etc.

 

Trasplante de riñón


Ahora ¿cuál es la mejor opción? Cada una de estas opciones tiene sus indicaciones, la cuestión es que se tiene que considerar la situación de cada paciente afectado por la insuficiencia renal.
En nuestro país los sistemas de salud por cuestiones de costos en general tienen en sus protocolos de tratamiento  iniciar con diálisis, cuando llega a fracasar se tiene la hemodiálisis y  son pocos los afortunados en acceder a un trasplante de un donador vivo, los que no tienen donador se anotan en las listas de espera que en promedio requiere una espera entre siete a diez años dependiendo del hospital, del estado, del tipo de sangre.
Son muy pocos los que tienen seguro de gastos médicos que les cubra tanto terapias sustitutivas de la función renal como diálisis, hemodiálisis o trasplante renal.
Y finalmente son contados los que tienen los recursos para costear estos tratamientos de forma particular.
En caso de contar con seguridad social existen instituciones, en donde se tiene el acceso a estas terapias ya sea diálisis, hemodiálisis o trasplante renal.  El problema es con los medicamentos, ya que a veces se presenta desabasto de medicamentos, lo cual depende del personal administrativo que se encarga de hacer los pedidos y las compras en las instituciones.
También existen algunas fundaciones en donde se apoya a bajo costo la compra de medicamentos como la Fundación Mexicana del Riñón.

Cualquier duda consulte a su médico.
Cuidarse es el hábito más saludable.


Mas artículos e información aquí.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

nefrologo df