VACUNAS EN PACIENTES CON INSUFICIENCIA RENAL, TRASPLANTE RENAL Y MITOS DE LA VACUNACIÓN

 

Vacunas 

 Vacunas en pacientes con insuficiencia renal:

Las vacunas que se recomiendan aplicar en todos los pacientes con enfermedad renal crónica son:

 Vacuna contra la hepatitis B:

 

Todos los pacientes con enfermedad renal crónica avanzada cuya serología sea negativa para el HBsAg y el antiHBs serán vacunados contra la hepatitis B, es decir, antes de vacunarse debería tener un panel para hepatitis B.

 

La dosis es el doble de la aplicada en personas sanas y generalmente el esquema requiere 3 dosis: la dosis 0 o en el momento inicial, repetir refuerzo al mes y después a los 6 meses.

 

Idealmente después de aplicar la última dosis entre 1 o 2 meses, se debe medir el anticuerpo de antiHBs. En los enfermos en los que el título de anticuerpos sea inferior a 10 mUI/ml, se puede suministrar una dosis de refuerzo y comprobar la respuesta o repetir nuevamente todo el esquema de vacunación.

 

En quienes sí crearon el anticuerpo o respondieron a la vacuna, se debe medir el nivel de anticuerpos al menos una vez al año. Si el título de antiHBs es menor de 10 mUI/ml, se administrará una dosis de refuerzo.

 

Vacuna contra la influenza:

 

Todos los pacientes con enfermedad renal crónica avanzada serán vacunados cada año contra la gripe, por eso hay que aplicársela al inicio de la temporada invernal, en México entre octubre a diciembre.

 Vacuna contra el neumococo.

 

Se recomienda vacunar contra el neumococo a los enfermos con enfermedad renal crónica que tengan síndrome nefrótico o puedan ser en el futuro candidatos a trasplante renal.

 

Para mantener la inmunización se requiere aplicar un refuerzo cada 3-5 años.

 

Vacuna contra el tétanos y difteria:

 

Tiene las mismas indicaciones que en la población general.

 

Vacuna contra la varicela:

 

Está indicada en niños con enfermedad renal crónica, sobre todo si van a ser trasplantados.




 

Vacunas en pacientes con trasplante renal:

 

En el caso de pacientes con trasplante renal, SE PUEDEN APLICAR sólo vacunas inactivadas y aprobadas, EXCEPTO la vacuna contra el virus de la hepatitis B, ya que esta se sugiere administrar antes del trasplante y se deberán aplicar un refuerzo cuando los títulos de anticuerpos caigan por debajo de 10mlU/ml.

 

Las vacunas inactivadas contienen microorganismos inactivados por procedimientos químicos o físicos que no se replican en la persona vacunada, generalmente requieren varias dosis para la primoactivación y dosis de refuerzo para mantener un título adecuado de anticuerpos.

 

Se pueden aplicar vacunas hasta que estén recibiendo dosis bajas de mantenimiento de los medicamentos inmunosupresores (para evitar el rechazo), excepto la vacuna de la influenza que se puede aplicar desde al menos 1 mes después del trasplante y antes del inicio de la temporada anual de influenza, que en México abarca las estaciones de otoño e invierno (de septiembre a marzo), RECUERDE QUE LA VACUNA CONTRA LA INFLUENZA SE TIENE QUE APLICAR CADA AÑO.

 

Sólo en las personas que tienen un riesgo aumentado, se deberán aplicar las siguientes vacunas: rabia, contra meningococo, neumococo, salmonela, tétanos.

 

Vacunas que NO SE PUEDEN APLICAR DESPUÉS DEL TRASPLANTE: BCG, antisarampión, antirubéola, antipolio, antiparotiditis, antivaricela.

 

En las mujeres trasplantadas que tienen a su bebé se supone que la vacunación debería retrasarse en el lactante hasta que tenga 6 meses, en México francamente nunca he visto que se haga, aunque sí se recomienda en estudios europeos.

 

Mitos sobre las vacunas:

 

Algunas vacunas producen autismo en los niños. Es falso. En 2011 la revista médica British Medical Journal desmuestra mediante estudios científicos, que es totalmente falso y al contrario, evidencia que la falta de vacunación en niños tiene peores consecuencias.

 

Si te vacunas te vas a enfermar, esto se debe a que las vacunas pueden producir reacciones como fiebre, inflamación en el sitio de aplicación o incluso un leve exantema, esas reacciones se encuentran dentro de lo normal, no son agradables, pero es mayor el beneficio de aplicarlas que el riesgo de no aplicarlas.

 

La vacuna contra la influenza causa Guillain Barré un tipo de parálisis, este síndrome puede ocurrir en 1 de cada 100,000 personas estén o no estén vacunadas. Además la influenza puede ocasionar una enfermedad grave y siempre es mayor el beneficio de estar vacunado al riesgo de no estarlo.

 

Las vacunas que aplica el médico privado son mejores que las que aplican en el centro de salud o clínica familiar. Mentira. México es uno de los países con mayor cobertura de vacunación gratuita y tiene un control de calidad en cuanto a las vacunas muy estricto.

 

Sólo los niños deben vacunarse. La mayoría de personas cuando les pregunta si tiene sus vacunas completas, piensan que sólo de niños debieron aplicarselas, pero como ya mencioné los pacientes renales debe ir al corriente con su esquema de vacunación para evitar letales complicaciones de adquirir una infección prevenible y potencialmente mortal en una persona inmunodeprimida.

 

Cualquier duda consulte a su médico.

 

Cuidarse es el hábito más saludable.

 

 

Bibliografía:

 

Barril, G. Calendario de vacunas en la enfermedad renal crónica avanzada. Nefrologia.2008; 28 Supl 3:95-9.

 

Embarazo en receptoras de trasplante renal: efectos en la madre y el niño. Nefrología 2008; 28(2): 174-177.

 

KDIGO Clinical Practice Guideline for Care of Kidney Recipents: American Journal of Transplantation 2009; 9(3).

Mas artículos e información aquí.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

nefrologo df