Enfermedades de mascotas que se pueden transmitir a los humanos.

 

Mascotas

 

 Desde hace mucho tiempo, las mascotas le han hecho compañía al ser humano. En países como el nuestro las mascotas son parte de la familia, algunos tenemos hasta perrhijos.

Desde el punto de vista de la salud humana, se están desarrollando numerosos estudios para identificar y precisar los potenciales beneficios que tiene ser dueño de una mascota. Aún cuando se reconocen que existen muchos beneficios en la tenencia de mascotas, también hay que reconocer que existen riesgos. La cercanía de una mascota facilita la transmisión de agentes infecciosos al hombre, por lo cual es relevante conocer las medidas de control y protección adecuadas para evitar esta transmisión.

Cuando una infección se transmite desde un animal al hombre o viceversa se le denomina zoonosis.

Algunos estudios señalan que la compañía de mascotas proporciona beneficios para la salud en el sistema cardiovascular disminuyendo la presión arterial y la frecuencia cardiaca, disminuye el nivel de estrés y ansiedad y aumenta la tolerancia al dolor.

Las mascotas deambulan por diversos ambientes, en los cuales pueden tener contacto y adquirir diversos agentes infecciosos y además pueden actuar como vectores mecánicos, llevando agentes infecciosos en su pelaje o saliva. Por ello, es muy importante cuidar la limpieza de los espacios físicos donde deambulan, como patios y la casa o departamento.

Las enfermedades más comunes que pueden afectar a las mascotas son de origen infeccioso, que pueden ser de origen viral, bacteriano, micótico y parasitario.

 

¿Cómo uno se puede contagiar?

Por ingerir accidentalmente (huevos, larvas, etc.), que se encuentran en el ambiente (por comer en la calle alimentos contaminados con deposiciones de animales) o a través del contacto directo con la mascota (pelaje, mucosas). Las mascotas pueden también tener ectoparásitos artrópodos (insectos o arácnidos) que pueden actuar como vectores mecánicos y o biológicos de infecciones para el hombre.

 

¿Quiénes son los más susceptibles a contagiarse?

  • Niños y ancianos.
  • Personas carentes de cuidados sanitarios e higiene personal.
  • Personas inmunodeprimidas de diverso origen como trasplantados, pacientes oncológicos o con tratamiento con esteroides, infección por VIH avanzada.
  • Propietarios de mascotas que no acostumbran a desparasitarlas y controlarlos con veterinario regularmente.

 

¿Qué enfermedades pueden transmitir las mascotas?

 

Enfermedades que transmiten las mascotas.

 

¿Cuáles son las infecciones más importantes que pueden atacar a personas inmunocomprometidas?

Agentes infecciosos 

 

 

¿Cómo se pueden prevenir estas infecciones?

 

  • Toda mascota debe tener un control periódico con un médico veterinario, al menos una vez al año. 

  • Tener su carnet al corriente con revisiones y vacunas al corriente.

  • No automedicarlos.

  • Darles croquetas o pellets especialmente preparados para mascotas. 

  • No darles restos de comida, ni carne o vísceras crudas. 

  • Bañarlos periódicamente de acuerdo a su raza y tipo de pelo (lo indicará el veterinario) con shampoo para mascotas.

  • Sacar a pasear al perro con correa. 

  • Ponerles su collar de identificación con los datos del dueño. 

  • Limpiar siempre sus deposiciones y posterior eliminación a la basura. 

  • Los utensilios (escoba, pala, rastrillo) que se usan para recoger sus deposiciones, deben ser destinados exclusivamente para este fin. 

  • Su camita debe ser ubicada en un lugar sin corriente de aire ni humedad, no expuesto a vectores y lejos de la basura y se debe limpiar periódicamente (lavar, sacudir, airear, asolear). 

  • Lavarse las manos con agua y jabón después de tener contacto con la mascota en actividades como alimentación o limpieza de las deposiciones o al jugar con ellos y antes y después de darles de comer. Los pacientes trasplantados deben evitar hacer la labor de recoger las heces de sus mascotas y siempre lavarse las manos después de tocarlos.

  • Vacunar y desparasitar periódicamente a sus mascotas de acuerdo a indicación del veterinario. 

  • Si el perro presenta algún síntoma de enfermedad como diarrea, lesiones en su pelaje, u otro signo especifico que llame la atención, es adecuado consultar al veterinario y evitar tomar contacto directo con zonas lesionadas pues alguna de estas infecciones se pueden transmitir al hombre (tiña y sarna). 

  • En el caso de los perros, no es bueno dejarlos salir libremente al vecindario, pues pueden adquirir parásitos desde el ambiente como garrapatas, Toxocara spp,  o pueden morder a algún vecino. 

  • Los gatos pueden eliminar en sus heces, un parásito denominado Toxoplasma gondii que es muy peligroso para la mujer embarazada y para los inmunodeprimidos. 

  • Debe evitarse la exposición a rasguños o mordeduras de gatos, pues siempre tienen el riesgo de producir infección, los niños deben aprender a no agredir o molestar a las mascotas. 

  • Ante rasguños y mordeduras debe limpiarse la zona inmediatamente con agua y antisépticos y se debe consultar a médico si las lesiones son muy profundas o presentan síntomas y o signos asociados. 

  • En el caso de peces y tortugas, sus hábitats pueden convertirse en “caldo de cultivo” de algunas bacterias, por lo que pueden acuarios, fuentes y o piscinas pueden ser elementos riesgosos para la salud del hombre si no son limpiados o manipulados con precaución. Entre las bacterias que pueden estar presentes en acuarios se encuentra la Salmonella sp, y relacionada a las tortugas Mycobacterium marinum. Por lo antes señalado hay que reiterar que el cuidado y responsabilidad de estos acuarios debe recaer en adultos capacitados y con buen estado de salud (inmunocompetentes). 

  • En el caso de iguanas, reptiles, tortugas de agua y tierra y hurones, todos ellos son reservorios de Salmonella de origen zoonótico, por lo que constituyen un riesgo de transmisión en especial a los niños y pacientes inmunocomprometidos. 

  • No se sienten, recuesten o jueguen en sitios contaminados con deposiciones de perros y gatos.

  • Evitar lamidos en la boca.

  • No besar a un perro en la boca. 

  • Evitar exponerse a mordeduras y rasguños de mascotas. 

  • No deben permitir que las mascotas les lama alguna herida. 

  • No molestar a animales mientras estén comiendo o durmiendo, pues se exponen a agresiones. 

  • Consultar ante cualquier mordedura o arañazo de una mascota para evaluar el uso de antibióticos profilácticos. 

  • Evitar geofagia (comer tierra) o pica (ingerir como alimentos sustancias atípicas como yeso, pasta de dientes, etc.), esto es importante en los pacientes con enfermedad renal crónica ya que a veces la deficiencia de hierro, les da antojos de comer yeso, tierra o arcilla.

  • En el caso de los pacientes con diálisis se sugiere no tener mascotas por el riesgo incrementado de padecer peritonitis por hongos, por ello se les sugiere que no tengan mascotas y que en caso de que no se deshagan de ellos, prohibirles la entrada a la habitación en donde se haga su diálisis y hacer mucho énfasis en el lavado de manos y la higiene de la habitación.

  • No regale mascotas, porque uno no tiene la certeza de que esa persona las vaya a cuidar como uno esperaría aunque la estimemos mucho. 

 

Cualquier duda consulte a su médico.

 

Cuidarse es el hábito más saludable.

 

Mas artículos e información aquí.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

nefrologo df