Obesidad después del trasplante renal.

 

obesidad


En el seguimiento de los pacientes con trasplante renal es común encontrarnos con que ya subieron de peso, pero no estoy hablando de un par de kilos, en ocasiones ¡llegan a los 30 kilos! Por eso los médicos somos tan insistentes en llevar una dieta balanceada. Pero ¿cómo influye en la salud? Si estás trasplantado esta información te va a ser de utilidad…


¿Por qué sube uno de peso después del trasplante?

  • Después de un trasplante exitoso, los inunda una sensación de bienestar, con lo que incrementa la ingesta de alimentos.

 

  • Mejora la calidad de vida en TODOS los aspectos.

 

  • Mejora el sentido del gusto.

 

  • Pueden volver a comer alimentos que antes se les tenía prohibidos y la dieta es más variada.

 

  • Por el sedentarismo. Muchos pacientes antes del trasplante se sentían cansados y además se acostumbraron a reducir su actividad por las terapias sustitutivas ya sea diálisis o hemodiálisis.

 

  • Por la ingesta alta de calorías descrita habitualmente en la fase inmediata después del trasplante.

 

  • Por el uso de prednisona en dosis altas ya que aumenta mucho el apetito y favorece el depósito de grasa.

 

  • Enfermedad ósea que se desarrolló por la insuficiencia renal, que puede limitar la actividad física.



Ya está demostrado que quienes no llevan un seguimiento por nutrición, suben más de peso en el primer año después del trasplante, comparativamente con quienes llevaron un estricto control los primeros 4 meses posterior al trasplante.

¿Y quién sube más de peso, hombres o mujeres?


Los estudios no han demostrado que predomine el aumento de peso en algún género en particular, aquí más bien influye la alimentación.

Subir de peso después del trasplante ¿en qué afecta?


Un estudio que incluyó a 16110 pacientes hombres y 10447 mujeres de 131 hospitales en Estados Unidos, una de las series más grandes estudiadas a nivel mundial, encontró que la obesidad aumenta el riesgo de muerte en hombres y disminuye significativamente la vida del riñón trasplantado tanto en hombres como mujeres.
Aumenta el riesgo de TODOS los factores de riesgo de progresión de enfermedad renal y riesgo cardiovascular como son:

  • Azúcar alta, ya sea intolerancia a carbohidratos, antes llamada prediabetes o diabetes;

 

  • Presión arterial alta.

 

  • Dislipidemia o colesterol y/o triglicéridos altos.

 

  • Hay más riesgo de proteinuria.

 

  • Puede haber enfermedad del hígado por la misma grasa.

 

  • Una mala alimentación conlleva otras situaciones como son anemia o desnutrición.


En pocas palabras la función del riñón trasplantado va a ser menor, tienen que tomar más y más medicamentos y también aumenta el riesgo de padecer, aunque sea el paciente joven, enfermedades como infartos que pueden terminar prematuramente con su vida.

¿Cómo saber si se tiene sobrepeso u obesidad?


Se tiene que sacar el índice de masa corporal, una relación entre el peso y la talla y de acuerdo a ello hay una clasificación para determinar si uno padece sobrepeso u obesidad.


http://www.calculoimc.com/

 

obesidad


En conclusión, el asesoramiento nutricional INTENSIVO puede ayudar mucho a CONTROLAR SU PESO, desde el momento del trasplante y DEBE CONSIDERARLO como PARTE IMPORTANTE DE SU TRATAMIENTO.


Cualquier duda consulte a su médico y a su nutricionista.


Cuidarse es el hábito más saludable.

 

Mas artículos e información aquí.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

nefrologo df