Los seres vivos consumen alimentos y agua que les proporcionan la energía necesaria para realizar sus actividades, en ese proceso se producen toxinas y sustancias de desecho que deben eliminarse.

Un adulto puede tener entre 4.5 y 6 litros de sangre, en promedio 5.7 litros. Los riñones reciben 1.2 a 1.3 litros de sangre por minuto.

Normalmente se elimina por lo menos 1 litro de orina al día.

Además de eliminar desechos y el agua en exceso, mantienen el equilibrio de la acidez de la sangre, liberan tres importantes hormonas: eritropoyetina, que estimula la médula ósea para producir los glóbulos rojos; renina que regula la presión arterial; calcitriol, la forma activa de la vitamina D que ayuda a mantener el calcio en los huesos.

nefrologo df