Estas enfermedades atacan a los pequeños vasos sanguíneos dentro de los riñones, que se llaman glomérulos, los minúsculos coladores de la sangre. Las causas puede ser infecciones, enfermedades autoinmunes, vasculitis. Se pueden manifestar por hinchazón (edema), orina espumosa (proteinuria), sangre en la orina (hematuria), elevación de la presión arterial (hipertensión arterial sistémica), entre otras. Por lo general estas enfermedades se diagnostican por un procedimiento que se llama biopsia, en donde se toma un cachito de riñon del tamaño de un fideo, para examinarlo un médico especialista en patología al microscopio. El tratamiento va a depender de la causa y de la forma en que se presenten.

 

nefrologo df